Adelgazar sin pasar hambre y sin quirófanos

Para muchas personas adelgazar es un verdadero calvario. Tener hambre es una sensación natural del organismo y necesita ser saciado, el problema está cuando para saciar ese hambre el organismo debe ingerir cantidades ingentes de comida, o comer demasiado frecuentemente.

Cuando se da esta situación normalmente se llega a un estado en el que la persona padece de sobrepeso y todo lo que eso conlleva. El estado de salud de la persona con obesidad o sobrepeso importante es bastante delicado. Se ve mermado no solo su estado físico sino también el mental, lo que es más grave.

Aunque este problema, en la mayoría de circunstancias, salvo casos muy excepcionales, tienen solución.

Soluciones para adelgazar

Banda gástrica Hacer dieta y ejercicio es la primera medida recomendada a pacientes con una obesidad moderada, pero cuando el problema del peso comienza a mermar otros aspectos de la salud del paciente, urge la intervención de otros tratamientos. Hasta hace muy poco la solución era pasar por quirófano.

Se podía optar entre el balón intragástrico o la banda intragástrica con el que se conseguía reducir el apetito del paciente y con ello perder el peso requerido.

Sin embargo este tipo de operaciones (como casi todas) presentan riesgos y algunas personas abandonaban la idea por el simple hecho de no querer operarse.

Todo está en la mente

Banda gástrica Hace unos años se ha venido practicando la hipnosis como solución a muchas adicciones o fobias, popular es el ejemplo de dejar de fumar con excelentes resultados. Se pensó entonces que podría servir también para estos casos. De hecho este tipo de procedimientos está bastante extendido por toda Europa, siendo ya la hipnosis un complemento de la medicina tradicional.

Como saben la operación para colocar una banda intragástrica consiste en poner un anillo de silicón alrededor del estómago con el objetivo de reducir su diámetro y con ello conseguir saciar antes el apetito del paciente. Mediante la hipnosis se puede llegar a convencer al paciente de que efectivamente se le ha colocado una banda intragástrica y conseguir el objetivo. Con la única salvedad de que el paciente no tendrá que pasar por ningún quirófano.

Aunque pueda parecer increíble, lo cierto es que funcionan y son muchas las personas que deciden optar por la hipnosis como método para perder peso, dejar de fumar o eliminar algún tipo de fobia.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.