Ponte en forma, gimnasio de boxeo en Móstoles

Una de las mejores formas de ponerte en forma y liberar estrés es, sin lugar a dudas, practicar un deporte de contacto. Entre las modalidades de deportes de contacto existen las denominadas artes marciales, con origen en Oriente y modalidad de deporte de contacto muy practicado es el boxeo.

Para practicar este deporte, lo mejor es apuntarse a un gimnasio boxeo Mostoles, es la única ponerte en forma, aprendiendo las reglas que rigen este deporte y compartiendo buenos ratos en el cuadrilátero con gente como tú. Gente que solo quiere hacer deporte, no de la forma tradicional, corriendo, montado en bicicleta o practicando pesas, sino que quieren hacerlo mediante un deporte de contacto que lleva entre nosotros más de 100 años.

El boxeo y su historia

gimnasio boxeo MostolesAunque los primeros encuentros se remontan a 1743 no es hasta 1889 cuando se establecen las reglas actuales y momento en el que se introducen los conocidos guantes de boxeo.

Inicialmente era un deporte que se movía solo por el dinero, los luchadores ganaban una parte pero el verdadero negocio estaba en las apuestas. A principios del siglo XX es cuando surge en boxeo de aficionado, momento en el que se comienza a luchar por el simple amor a este deporte de contacto y momento en el que también se vuelve el boxeo un deporte olímpico.

Existen varias categorías en el boxeo, peso pesado, peso ligero, peso pluma, etcétera, y como su nombre indica tienen que ver con el peso del deportista y así se engloba en la categoría.

El reglamento establece puntos o acciones que están prohibidas en este deporte, entre las que se hallan golpear en la nuca, golpear detrás de la cabeza o en la espalda, dar patadas al oponente, hacer que tropiece el rival, golpear bajo el cinturón, dar cabezazos al oponente y golpear al oponente con otro objeto que no sea los guantes.

Del mismo modo están prohibidos portar cualquier tipo de joya durante el combate o introducir algún tipo de peso dentro de los guantes para golpear con más fuerza o aumentar el peso del púgil para entrar en una categoría superior.